Gracias, muchas gracias Paco ¡Viva la madre que te parió! ¡Viva Lucía!

No se si ha sido pura casualidad o el fruto del destino, pero este último mes andaba re-escuchando por enésima vez los discos de Paco de Lucía con Camarón, en solitario, con una orquesta, con John McLaughlin y Al Di Meola, con Manolo Sanlúcar, con su septeto, con ... Y, como siempre, su guitarra me ha trasmitido serenidad, armonía, paz y alegría de espíritu. 


Hoy, al conocer la noticia de su fallecimiento, he sentido una tremenda tristeza, melancolía y desasosiego, como si alguien muy querido y cercano, de mi familia o un amigo fuerte, hubiera sido. Es razonable, eso creo, llevo disfrutando de su música desde hace más de cuarenta años y, además, siempre me ha parecido como persona un genio, sencillo, humilde y entrañable, al que me hubiera gustado mucho conocer personalmente, con el que me hubiera gustado compartir eso que tanto le gustaba: Pescar lo justo para comer, preparar el pescado, cocinarlo y comerlo con sus familia y amigos. Últimamente escuchando “Playas del Carmen” imaginé estar en su cocina de Yucatán -esa que vi en un extraordinario documental-, quitando las escamas y las vísceras del pescado, troceándolo y preparando con él un plato típico de mi tierra, un caldero pero de mero tropical, eso sí, con ñoras y arroz de Calasparra que yo me habría llevado de Murcia. Y de primero tomaríamos un ceviche de pescado que allí él había aprendido a preparar, allí, en Yucantán, en Playas del Carmen, donde encontraba la inspiración, la paz y la felicidad, allí con su familia, de la que hoy se ha despedido, para reunirse, entre otros, con su amigo Camarón. Soñar es libre y gratuito y este fue mi sueño escuchando su guitarra, sintiendo su duende. Ahora, con toda certeza, ya no podrá ser, pero seguiré imaginándolo.


En la radio hoy escuche a alguien decir con cariño y emoción algo así como “la que pueden liar esos dos allá arriba”, refiriéndose a Paco de Lucía y Camarón de la Isla.

Dos artículos recientemente publicados en este blog tratan sobre los arrecifes de coral de la isla de Cozumel, frente a Playas del Carmen, ese maravilloso lugar donde, hoy, la muerte nos lo ha arrebatado. Como saben me gusta amenizar algunos artículos con música, particularmente los de cocina, naturaleza y viajes, y cuando tenía estos dos ya prácticamente terminados dudaba sobre que música poner. Y fue en una conversación de sobremesa, hace apenas unos quince días, charlando animádamente con mi amigo Pepe González precisamente sobre el arte y la maestría de Paco de Lucía, cuando de repente me vino la idea, el tema “Playas del Carmen” para el primero de los artículos y “Cositas buenas” para el segundo. No había mejor asociación: la belleza del arrecife caribeño y la guitara de Paco de Lucía inspirado por ese mar que tanto amaba. Hoy, triste y abatido, siento que pudo ser como una premonición lo que me condujo a hacer ese humilde homenaje por adelantado, a ese músico que en tantos momentos me ha acompañado y me ha hecho feliz; sin lugar a dudas, lo seguirá haciendo, aquí ha dejado su legado, para todos. Y todos debemos, con el corazón “entre dos aguas”, decirle a ese Maestro de Maestros que “sólo quiere caminar”, a ese músico universal que tantas “cositas buenas” le ha dado a la humanidad, y que ha tenido la grandeza de dejar el mundo mejor que se lo encontró: Gracias, muchas gracias Paco ¡Viva la madre que te parió! ¡Viva Lucía!
"Cuando algunas veces pienso
que me tengo que morir,
tiendo la manta en el suelo
y me harto a dormir."
                                                 Playas del Carmen                   

Saludos flamencos,

La isla Cozumel (II): Buceando en los arrecifes de coral cámara en mano y otras “Cositas Buenas”.

La isla Cozumel (I): El arrecife de coral, la isla y una rumba en Playas del Carmen.


Comentarios

  1. Gracias Benjamín por este emotivo artículo, llevo todo el día acordándome de ti y de lo que me comentaste. Efectivamente que pena que no os hayais podido encontrar. Un abrazo flamenco...flamenco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe, yo también he recordado esa conversación cuando creíamos que era inmortal. Bueno, en realidad, es inmortal. Y el próximo caldero se lo dedicaré por todo lo alto.
      Saludos flamencos ... flamencos,

      Eliminar
  2. Manolo Sanlúcar en documental sobre el Maestro Paco de Lucia menciona: “...Paco encanta al que no sabe de esto y vuelve loco al que sabe”; sin ninguna duda que tú eres de los segundos a los que se refiere el comentario y yo de los primeros, pero no por ello deja de ser en lo personal muy sentida su perdida. Aquí en México es muy apreciado y respetado el Arte de el Maestro Paco de Lucia y muy querido y admirado fue Francisco Sánchez Gómez, el hombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un músico y guitarrista magistral y como persona excelente, lastima que sé haya ido con sólo 66 años.
      Saludos flamencos,

      Eliminar

Publicar un comentario