Gestión de particiones, permisos y configuración para que se monten en el arranque con PySDM.

PySDM es una aplicación para administrar los dispositivos de almacenamiento que permite gestionar los puntos de montaje de discos duros en modo gráfico y de forma sencilla. Autodetecta las particiones de nuestro equipo y configura automáticamente los nuevos dispositivos, para diversos formatos de archivos como ext3, ext4, FAT o NTFS. Esta en los repositorios de muchas distribuciones por lo que la instalación puede ser muy simple, aunque en alguna como openSUSE no es realmente necesario porque en YaST está funcionalidad en modo gráfico esta también disponible. En Debian, Ubuntu, Kubuntu, Linux Mint y demás distribuciones derivadas, u otras distribuciones diferentes, es sin duda una aplicación muy útil y recomendable.

La utilidad más común, y en realidad la única que hasta el momento he tenido que utilizar, es editar la configuración del archivo fstab (File System Table) en modo gráfico para que se automonten al inicio particiones con formato ext4 y NTFS (datos compartidos entre usuarios y/o entre Linux y Windows), y de esa forma no se tienen problemas de permisos para trastear los archivos. O también la distribución configura el automontaje pero el nombre que le asigna a la partición (un número muy largo, por ejemplo) y/o la ubicación no me convencen (distinta de /media/nombre_partición, que es la que prefiero, y que, por lo general, es la que asigna el sistema por defecto).

Una vez que instalas el paquete (apt-get install pysdm) la aplicación usualmente la encuentras en Sistema y se denomina “Sistemas de almacenamiento” o “Gestor de dispositivos de almacenamiento” o algo similar. El procedimiento para que una partición se monte en el arranque, o para editar su configuración, es realmente sencillo:

1. Copia de seguridad de fstab

Este paso no es imprescindible pero siempre es recomendable -por lo que pueda ocurrir, por lo general por nuestra mala cabeza- hacer una copia de seguridad del archivo fstab que se encuentra en /etc/fstab. Personalmente copio el archivo en “Documentos” y si fuera necesario -que hasta el momento no lo ha sido- lo vuelvo a copiar en su sitio. Y todo esto lo hago gráficamente con el explorador de archivos en modo de superusuario, y como utilizo KDE pues: alt+F4, kdesu dolphin (más detalles).

También podemos hacer algo similar mediante consola como superusuario (su) o como usuario con privilegios de root (sudo):

# cp /etc/fstab /etc/fstab.old

Y en caso de que se haya producido algún desastre lo recuperamos con:

# cp /etc/fstab.old /etc/fstab

2. Los discos o particiones objeto tienen que estar desmontados

Antes de abrir PySDM tenemos que tomar la precaución de desmontar las particiones que tenemos que editar, si estas estuvieran montadas. En el explorador de archivos las señalamos y botón derecho “Desmontar partición”. Esto es importante.

3. Trabajando con PySDM

Cuando abrimos PySDM nos pide la clave de root. Al entrar en la aplicación en la parte izquierda de la ventana picamos sobre una unidad de disco duro (sda, sdb, sdc...), se despliegan las particiones (sda1, sda2, sda3, …) y señalamos la que sea objeto. En principio no hay que calentarse la cabeza, podemos aceptar la configuración por defecto que nos propone. 


La pregunta que hace al picar sobre cada una de las particiones no montadas y que queremos editar es la siguiente:

/dev/sdxx/ (sdxx: sdb1, por ejemplo), no ha sido configurado ¿configurar ahora?

Si es una partición con formato NTFS (Windows) por defecto establece lo siguiente:

Nombre: sdax (sdb1, por ejemplo). Podríamos cambiar el nombre por otro, por ejemplo “Datos”

Punto de montaje: /media/sdxx (sdb1, por ejemplo). Si queremos cambiar la ubicación podemos picar en el icono de carpeta y con el explorador que se abre indicar una ruta en concreto; pero esta está muy bien.

Tipo: ntfs. Habrá detectado con toda exactitud el tipo de archivos.

Opciones: default. Siempre acepto generalmente esta configuración por defecto porque cubre mis requerimientos. No obstante, en caso de tener otras necesidades específicas picando en “Asistente” existen un gran número de opciones que se agrupan en cuatro pestañas (Montado, Archivos especiales, Rendimiento y Otras opciones), y que podremos personalizar siempre y cuando tengamos claro que es lo que queremos hacer. En la practica, suele ser suficiente con que en la primera pestaña (Montado) este marcado “Montar el sistema de ficheros en el arranque” y “umask para los permisos de archivos (en octal) umask=000” (partición compartida entre Windows y Linux).


Si es una partición de GNU/Linux la propuesta es similar:

Nombre: sdaX
Punto de montaje: /media/sdaX
Tipo: ext4
Opciones: defaults




En la práctica, y para un usuario de escritorio, me da la impresión que la propuesta tal y como la genera automáticamente PySDM es más que suficiente, pero no esta demás saber que existen otras posibilidades y si hiciera falta se estudian y a correr.


Comentarios