Primeros pasos por el entorno de escritorio KDE Plasma 5. Capítulo 2: Trasteando por el escritorio.



Contenido: Bloquear/desbloquear elementos gráficos. Poner el plasmoide Papelera sobre el fondo de escritorio. Cambiar el fondo de escritorio. Lanzadores de aplicaciones. Botón central del ratón y lanzador de aplicaciones sobre el fondo de escritorio. Poner lanzadores en la barra de tareas y en el fondo de escritorio como plasmoides.

En este segundo capitulo vamos a dar un ligero paseo por diversos aspectos relacionados con el escritorio, pero al tiempo muy concretos con el objeto de mostrar algunas de las muchas opciones de configuración y personalización que tiene KDE; después el usuario y su intuición tienen mucho campo para experimentar. Como siempre los ejemplos guardan relación con algunas opciones que yo prefiero, pero, ya saben, para gustos los colore. En cualquier caso, el objeto de este recorrido es sólo para ir conociendo y familiarizándonos con este potentísimo entorno de escritorio.

1. Bloquear/desbloquear elementos gráficos

Para poder ejecutar distintas operaciones relacionadas con las distintas posibilidades de personalización del escritorio tienen que estar activa la opción “elementos gráficos desbloqueados”, y es conveniente cuando no tengamos que ejecutar ninguna acción en este sentido que los “elementos gráficos estén bloqueados”. Y esto lo conseguimos abriendo las herramientas del escritorio picando con el puntero sobre el fondo de escritorio y botón derecho, en el desplegable seleccionamos “Desbloquear elementos gráficos” o “Bloquear elementos gráficos” según cual sea nuestro propósito. Ahora lo suyo es tener los elementos gráficos desbloqueados para llevar a cabo este paseito.



También podemos acceder a las herramientas del escritorio picando en el icono que está en la esquina superior izquierda (tres rayas horizontales y paralelas) y que se denomina “cashew”.

2. Poner el plasmoide Papelera sobre el fondo de escritorio

En KDE se denomina plasmoide a esos elementos gráficos que ponemos en el escritorio. Los hay con muy diversas funciones, y uno de ellos es la carpeta de papelera, que personalmente me gusta siempre tenerla a la vista.

Abrimos el menú de las herramientas del escritorio -ya sabes picar en el fondo de pantalla y botón derecho- y seleccionamos “Añadir elementos gráficos” y, o bien nos desplazamos por el listado de plasmoides, o en el buscador superior escribimos “Papelera”. También podemos explorar los plasmoides disponibles por temas picando en “Categorías”. Sea como sea, picamos en “Papelera”, para cambiar la posición del plasmoide en el fondo de pantalla utilizamos el puntero manteniéndolo pulsado sobre la barra vertical que surge y desplazándolo. El icono inferior “X” en la barra es para eliminarlo, los otros son para definir un acceso rápido de teclado, girar el plasmoide, y el superior para cambiar el tamaño.



3. Cambiar el fondo de escritorio

Abrimos las herramientas del escritorio y picamos en “Preferencias de escritorio”. Según las distribuciones tendremos aquí algunos fondos de escritorio, o podemos obtenerlos en línea mediante “Obtener nuevos fondos de escritorio”, o, también, podemos seleccionar uno que tengamos en nuestra computadora, picando en “Abrir”; finalmente, y una vez seleccionado, “Aplicar” y “Aceptar”.

En este blog tenemos unos fondos de escritorio muy naturales, si te interesa pica aquí ...►

4. Lanzadores de aplicaciones

Disponemos al menos de tres lanzadores de aplicaciones que podemos activar, probar y quedarnos con el que más nos guste. Botón derecho sobre el icono del menú lanzador de aplicaciones en la barra de tareas y picamos en “Alternativas ...” Tenemos:

“Lanzador para iniciar aplicaciones” que es el tradicional de KDE denominado KickOff y que suele ser el activo por defecto en las distintas distribuciones.

“Un lanzador basado en menús emergentes en cascada” de diseño tradicional pero muy efectivo.

“Un lanzador de aplicaciones a pantalla completa” que aunque con personalidad propia sigue las tendencias de GNOME o de teléfonos móviles y tabletas.

Seleccionamos y picamos en “Cambiar”.



5. Botón central del ratón y lanzador de aplicaciones sobre el fondo de escritorio

Una opción que me resulta muy practica, y con independencia del menú lanzador de aplicaciones que tenga seleccionado, es utilizar el botón central del ratón, después de picar sobre el fondo de escritorio, para que surja en ese punto un menú lanzador de aplicaciones emergentes en cascada.

Para activarlo, abrimos las herramientas del escritorio y picamos en “Preferencias de escritorio” -al igual que para cambiar el fondo de escritorio- y en “Acciones del ratón”, en “Botón central”, seleccionamos del menú desplegable “Lanzador de aplicaciones”.

6. Poner lanzadores en la barra de tareas y en el fondo de escritorio como plasmoides

Algunos lanzadores de aplicaciones nos puede interesar tenerlos mucho más mano y visibles en la pantalla. Así por ejemplo, el navegador de internet me gusta tenerlo en la barra de tareas, y para ello lo buscamos en el menú de aplicaciones -sea este el que sea-, botón derecho y seleccionamos “Añadir al panel” o, en el caso de que sólo tengamos un panel que es a su vez la barra de tareas, podemos seleccionar “Añadir como lanzador”. Porque podemos tener hasta tres paneles más, uno en cada lado de la pantalla, pero esa es otra historia que veremos con detalle en otro capítulo.

El lanzador de la terminal (Konsole) me gusta tenerlo en el fondo de pantalla, y en este caso igualmente lo buscamos, botón derecho y “Añadir al escritorio”. Aquí se comportan como los plasmoides.

7. Cambiar el gestor de tareas

El gestor de tareas esta situado en la barra de tareas en la zona central y es donde se muestran los iconos de las aplicaciones que tenemos abiertas. Existen elementos gráficos alternativos de estos iconos, podemos probarlos y quedarnos con el que más se acomode a nuestras preferencias. Personalmente prefiero el “Gestor de tareas con solo iconos” al que suele venir por defecto que ocupa mucho espació en el panel. Para ello, botón derecho en el área central por donde están los iconos de las aplicaciones en la barra de tareas, picamos sobre “Alternativas”, seleccionamos un elemento gráfico alternativo y “Cambiar”.



Probamos y nos quedamos con el que más nos guste, o cada cierto tiempo cambiamos de gestor de tareas porque, simplemente, nos divierte.

Saludos flamencos,



Comentarios

  1. Muy buenas.

    A mí me pasó que instalé Plasma 5 desde Yast y tuve que volver a KDE 4 porque no encontré la manera de dejarlo en español al 100%.
    Lo que sí encontré fue la manera de que al pinchar sobre el escritorio con botón derecho me diera las opciones típicas como crear nueva carpeta, etc. Y fue tan sencillo como entrar en -opciones de carpeta -ver y en disposición dejarlo en carpeta (para quién pueda servir).

    De veras que muchas gracias por tu altruismo que tanto ayuda.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos flamencos JCarlos, gracias por tu aportación seguro que nos sirve a más de uno.

      Eliminar
  2. Buenas
    Despues de estar trasteando con Plasma 5 en debian testing,puedo decir que he dado por fin con un escritorio fantastico.
    Para quien pueda servir... yo tengo una manera de borrar esas aplicaciones KDE que no usamos o que no queremos, por ejemplo si no queremos konqueron
    apt purge konkeron. (esta bien escrito sin el get) Nos dira que se va desistalar el escritorio, pero solo se desistala konqueron del megapaquete. Luego instalamos aptitude si no lo tenemos ya instalado. Seguidamente aptitude update & upgrade.
    Hay que tener la precaucion de hacer esto con cada programa de kde que desistalemos ya que si no lo hacemos al realizar un apt-get autoremove si que se nos desistalara el megapaquete kde.
    Nuevamente gracias por tu blog

    ResponderEliminar

Publicar un comentario