El multicolor desembarco del pescado, la pesca artesanal y un pajareo sosegado en una apacible tarde de julio en la playa de Tanji (Gambia).


El desembarco del pescado de las embarcaciones artesanales al atardecer en la playa de Tanji, no es sólo una actividad de gran repercusión para la economía local, sino que también es un lugar importante en las relaciones sociales de los gambianos. Este acontecimiento diario se ha convertido, por otro lado, en toda una atracción turísticas de Gambia, y es un buen lugar para observar determinadas especies de aves como gaviota cabecigrís, pelícano rosado o pagaza piquirroja. Y fueron estos dos motivos por los que el guía local Mussa Jatta (Turaco Birding) nos llevó al grupo de pajareros que participábamos en el viaja organizado por SEO/Birdlife (Gambia, 16-27 de julio de 2016) y liderado por Manu Santa Cruz.

Demos este paseo virtual con el sonido de esa mujer que se atrevió a tocar la cora y que enriquece la diversidad cultural británica … y la universal

Sona Jobartech, nació en Londres pero es de origen gambiano, no sólo es la primera mujer virtuosa en tocar la cora -ese instrumento tradicional del África Occidental que sólo tocaban los hombres hasta que ella llegó-, también se puede decir de ella que es multiinstrumentista, cantante, compositora y productora. En el video, Sona interpreta el tema Gambia, que fue realizado para conmemorar en 2015 el Jubileo de Oro de la Independencia de Gambia. Aprovecha también la ocasión para promocionar el uso del tambor Mandika llamado "Seruba" para que los gambianos no dejen de tocarlo y no quede en el olvido y, también, para darlo a conocer internacionalmente. No sólo lo escuchen, véanlo también con atención. Del canal The West African Guild de Youtube.




Los personajes de esa escena que se desenvuelve entre la playa y el océano

En el desembarco del pescado en Tanji, despierta la sensibilidad del espectador el bullicio multicolor que se desarrolla entre la playa y el océano, con gentes esperando, charlando, desembarcado, acarreando, limpiando, vendiendo y comprando pescado. También, llaman la atención y transmiten sensaciones muy agradables al observador esas embarcaciones ataviadas de vivos colores, unas varadas sobre la arena pálida de la playa, otras fondeadas sobre el azul turquesa de las aguas; o aquellas que se encuentran en plenas maniobras tanto para el desembarco de los frutos obtenidos durante la dura jornada de pesca, como para disponerse ya al merecido reposo en la playa o en el mar. Todos esos colores, estáticos o en movimiento, se van saturando según avanza la tarde hasta que, bruscamente, se apagan cuando finalmente el sol se hunde en el océano.






Hay otros personajes que contribuyen a llenar de vida y color a esa escena: las aves, especialmente gaviotas y pelícanos, que se entremezclan entre ese bullicio de personas y embarcaciones. Las primeras –con rojos picos y patas pero unas con la cabeza gris- revolotean o corren por la playa y la orilla; los segundos -con grandes picos rosa y amarillo- nadan pausadamente en el agua a poca distancia. Y, también, algunas garcetas, unas blancas de pico naranja y amarillo y otras negras con llamativos pies naranja. Aves cuyos colores, también se apagan cuando finalmente el sol se hunde en el océano ¡Baja el telón! Pero vuelve a subir y surgen millones de estrellas brillando nítidamente en el firmamento.






La pesca artesanal: la riqueza de los gambianos

El litoral de Gambia -ese pequeño país africano que prácticamente se reduce a los márgenes del río Gambia- tiene tan sólo unos 80 km de costa atlántica, pero, sin embargo, sus aguas son muy ricas debido a la influencia del estuario del río que atrae a especies marinas para su alimentación y desove, favoreciendo la gran diversidad y abundancia de especies que posibilitan una intensa actividad de pesca artesanal en la costa durante todo el año.

La flota artesanal está constituida por embarcaciones del tipo canoa o cayuco -estrechos de manga y largos de eslora- dotados con un motor fueraborda. La gran mayor parte están construidas en madera, aunque también existen ya embarcaciones construidas en fibra de vidrio. 



Los recursos demersales -esos organismos de interés pesquero que viven en relación con el fondo- que explota esta flota son, entre otros, langostino rosado (Penaeus notialis), camarón de guinea (Parapenaeopsis atlantica), sepia (Sepia oficinalis), pulpo (Octopus vulgaris), meros (Epinephelus guaza y E. aeneus), espáridos (Pagellus coupei y Dentex congoenensis), corvinas y roncos (Plectorhynchus mediterraneus, Lutjanus agennes, L. goreensis).

Entre los recursos pelágicos se encuentran los sábalos o bonga (Ethmalosa spp.), dos especies de sardinellas (Sardinella aurita y Sardinella maderensis), jureles (Trachurus trachurus, T. trecae y Caranx rhoncus), y caballa (Scomber japonicus).

En la pesca que se desarrolla más próxima a la costa y en el estuario se utilizan redes de enmalle de fondo, palangres de fondo, línea de mano, trasmallo, red de tiro y redes de trampa. Más alejado de la costa, a unas tres millas, se emplea red de enmalle de deriva para la captura especialmente de los peces bonga, cuyo destino es el consumo directo local y la transformación artesanal (ahumado) que también se exporta a países vecinos. Las redes de cerco –con alas, copo y jareta- se dirige a la captura de pequeños pelágicos, y emplea dos embarcaciones para dar el bol (cercar el banco de peces) y traer el pescado a la costa. Y las líneas de mano en mar abierto, a unas 15-20 millas de la costa, que va dirigida a grandes peces tipo atún, y las embarcaciones pueden estar en el mar unos cuatro días antes de desembarcar. Es la pesca más peligrosa, no por ella en sí, sino porque las embarcaciones, por lo general, no disponen de radio, ni de medidas de seguridad (luces, bengalas, salvavidas) frente a situaciones de emergencia.




La flota descarga su pescado en las playas abiertas de las aldeas costeras que de sur a norte son Kartong, Gunjur, Sanyang, Tanji, Brufut y Bakau. Y es la playa de Tanji la más importante tanto por el volumen de desembarco de pescado como por el número de tinglados y casetas de ahumado y secado.

Las embarcaciones llegan a la playa al atardeces donde centenares de personas esperan el pescado. Mujeres y niños ayudan a las embarcaciones a acarrear el pescado desde las embarcaciones a la orilla. Las especies demersales que tienen un alto valor económico son mayoritariamente suministradas a factorías de transformación de pescado para ser exportadas a Norte América y Asia. Y los pequeños pelágicos, que tienen poco valor económico pero son mucho más abundantes, se distribuyen para consumo directo localmente o en las principales ciudades y pueblos del interior.

Los peces bonga son los que fundamentalmente se someten a procesos de transformación tradicional (principalmente ahumado, aunque también desecación), y es entonces cuando se exportan también a países vecinos. Para este fin, los peces se desvisceran y se ahuman con leña durante unos 5 días en los cuales se van cambiando de postura para que el proceso afecte de forma homogénea. Este pescado ahumado tienen una vida útil de unos 6 meses.






Pajareando, pajareando para no perder la costumbre .. pero poco, porque para eso está Fotografía de Aves y otros Seres Vivos ⇒

La playa donde se desembarca el pescado concentra un gran número de aves atraídas por el pescado descartado y por las vísceras del que allí se limpia, pero esto también concentra peces que también acuden como las aves para alimentarse, pero estos son también presa de las aves. En la playa y en la orilla abundan gaviotas, pudimos observar la cabecigrís y la piconfino, pero también algunas garzas como la garceta común y la dimorfa (forma negra), y la garcilla bueyera. En el agua, y por lo general entre los barcos, también observamos cantidad de pelícano común y algunos ejemplares de pelícano rosado.





Justo al norte de los tinglados y establecimientos de procesado del pescado llega un río pero que es retenido naturalmente por la arena de la playa y gira hacia el norte, discurriendo paralelo a esta; se forman pequeños bancos de arena en forma de islotes, y finalmente desemboca a algo más de un kilómetro. Y por aquí dimos un agradable paseo pajarero conducidos por el buen Mussa, y atendidos ante las dudas de identificación por Manu. Observamos algunas especies que veríamos a lo largo del viaje por Gambia, como la avefría espinosa y garceta común, pero otras sólo las observamos en la costa, como gaviota sombría, charrancito común, pagaza piquirroja, charrán patinegro y charrán real.






Saludos flamencos,

También te puede interesar:




Comentarios

  1. Espectacular, como siempre. El video me ha alegrado la navidad.

    Felices fiestas linuxeras y pajareras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no me extraña amigo linuxero-pajarero, tanto el vídeo como el la música son muy especiales. Cuando lo descubrí buscando música de Gambia no lo dude, era el más apropiado.

      Felices fiestas y saludos flamencos, pajareros y linuxeros,

      Eliminar
  2. hermoso testimonio ... gran documento

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la música de Sona. FELICES FIESTAS Benji te desea Pagurta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el arte que tiene Sona podría se gaditana, y hacerse tirabuzones con las bombas que tiran los franceses …

      Saludos flamencos y felices fiestas amigo Salvador Pagurta,

      Eliminar

Publicar un comentario